Skip to content

10 datos reales sobre el Triángulo de las Bermudas

[ad_1]

¿A quién no le gusta especular sobre lugares misteriosos o criaturas míticas? Ya sabes, contar sucesos sin resolver y discutir teorías (tan elocuentes como disparatadas) para dar una explicación. Uno de lugares más famosos para ese propósito es el Triángulo de las Bermudas. 

Tal vez nunca sepamos al 100% cuál es la verdad sobre este sitio, pero siempre podemos apegarnos a los hechos para especular a gusto. Por eso, en Destinos recopilamos 10 datos muy reales sobre el Triángulo de las Bermudas. 

Es altamente probable que hayas escuchado más de una vez sobre él y hasta visto películas (con muchas libertades creativas) al respecto. Pero, por si necesitas aclarar tu memoria, aquí te decimos qué es antes de empezar con los datos.  

Se le llama Triángulo de las Bermudas a una región localizada en el océano Atlántico, entre la costa sureste de Estados Unidos, Bermudas y las Antillas Mayores (Cuba, Jamaica, Puerto Rico y La Española). Debe su fama a las desapariciones sin resolver de barcos y aviones que han ocurrido dentro de sus límites; hasta la fecha se estima que han sido 50 embarcaciones y 20 aeronaves, de acuerdo con la Enciclopedia Británica. 

Foto: Wikimedia Commons/ Danilo94

1. El Triángulo de las Bermudas no es una región reconocida de manera oficial en ningún mapa, y tampoco es un espacio registrado por la Junta de Nombres Geográficos de Estados Unidos. En esto coinciden la Enciclopedia Británica y la Oficina de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) de nuestro país vecino. 

2. El concepto de “Triángulo de las Bermudas” apareció por primera vez en 1964, dice el sitio web The Conversation. Fue el tema central de un artículo escrito por el autor Vincent Gaddis, publicado en la revista pulp Argosy. Este tipo de publicaciones ilustradas se especializaban en géneros como la ciencia ficción, el terror y la aventura. 

Gaddis recopiló algunas historias de desapariciones y las ligó a la región donde habían ocurrido; no dio teorías al respecto pero sí enfatizó en la naturaleza misteriosa de la zona, aclara Discover Magazine.  

Sin embargo, el nombre ganó popularidad hasta una década después gracias al autor Charles Berlitz, famoso por la empresa de enseñanza de idiomas que su familia creó, de acuerdo con Live Science.

3. No existe evidencia de que las desapariciones sin resolver ocurran más en el llamado Triángulo de las Bermudas que en otro punto del océano, asegura NOAA. 

De hecho, según el sitio web The Conversation, entre las décadas de los cuarenta y ochenta se estrellaron más aviones pequeños en la parte continental de Estados Unidos que en el triángulo; como cayeron en tierra, donde los restos sí han sido encontrados, no han trascendido de la misma manera. 

Cabe mencionar que se trata de una de las rutas marítimas más transitadas del mundo. También muchos aviones grandes con pasajeros cruzan por ahí, e incluso es posible rastrearlos por internet.

triangulo_bermudas_2.jpgFoto: Unsplash/ Reilly Durfy

4. Según NOAA, las condiciones climáticas podrían explicar muchas, si no es que la mayoría, de las desapariciones de barcos. La mayor parte de las tormentas tropicales y huracanes del Atlántico pasan por esta región; antes de que se contara con suficiente tecnología para realizar predicciones más acertadas, las tormentas hundían muchos barcos. 

Lo anterior, aunado a que la Corriente del Golfo puede causar cambios violentos en el clima y el gran número de islas del Caribe, con muchas áreas poco profundas, dificulten la navegación. 

5. Al menos dos desapariciones en el Triángulo de las Bermudas han sido de transportes militares de Estados Unidos. Nos referimos al buque USS Cyclops, que en 1918 desapareció sin dejar rastro, y al llamado Vuelo 19.

El Vuelo 19 es uno de los casos que más han capturado la atención del público desde que ocurrió, en 1945. Cuatro meses tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, cinco bombarderos dejaron su estación en Fort Lauderdale, Florida, para una misión de entrenamiento. Pero las aeronaves, con sus 14 tripulantes, nunca regresaron. 

Tras una llamada de socorro, un hidroavión fue enviado a buscar los aviones, pero tampoco volvió. Con ese incidente, el número de desaparecidos ascendió a 27. 

En parte, el mito se debe a la comunicación que se entabló con la tripulación ese día. Las condiciones climáticas se habían reportado como favorables, hasta que el comandante de la misión, Charles Taylor, dijo que estaban perdidos y no podía ver tierra. 

En una de las últimas transmisiones, otro miembro de la tripulación dijo: “no podemos encontrar el oeste. Todo está mal. No estamos seguros de ninguna dirección. Todo luce extraño, incluso el océano”. 

Hoy en día no existe una conclusion definitiva, pero se cree que las condiciones climáticas pudieron complicarse y Taylor los dirigió en la dirección equivocada, según The Conversation. Cabe mencionar que el capitán había sido rescatado en dos ocasiones tras perderse en el Pacífico, y el resto de los tripulantes estaban en entrenamiento. 

triangulo_bermudas_4.jpgFoto: Wikimedia Commons/ 

Leer más: Triángulo de Alaska, tan misterioso como su “primo” de las Bermudas

6. Según explica una publicación de Live Science hecha en 2018, recientemente ha tomado fuerza una nueva teoría que funcionaría como explicación para muchas de las desapariciones: olas gigantes. Este fenómeno sucede en cualquier lugar donde múltiples tormentas puedan combinarse, le dijo el oceanógrafo Simon Boxall, de la Universidad de Southampton, al sitio web de ciencia. 

En el Triángulo de las Bermudas, donde las tormentas llegan de todas direcciones, es algo viable. Si cada ola alcanza más de 10 metros, es posible que varias de ellas coincidan en un momento justo y den origen a una ola gigante, con más de 30 metros.  

Ingenieros de la Universidad de Southampton construyeron modelos de barcos, incluyendo uno del USS Cyclops, y simularon olas gigantes dentro de un tanque; al final descubrieron que las embarcaciones podían hundirse rápidamente si eran golpeadas por el agua. Mientras más grande era el barco, mayor era su dificultad de mantenerse a flote, arrojó el experimento. 

triangulo_bermudas_3.jpgFoto: Wikimedia Commons/ Larry Lamb

7. Como mencionábamos anteriormente, Charles Berlitz es conocido como el padre de esta leyenda, debido a un libro que publicó en 1974. 

Un año después, en respuesta el periodista Larry Kusche publicó el libro “El Triángulo de las Bermudas – Resuelto”. Para este trabajo reexaminó una serie de incidentes ocurridos entre 1840 y 1973, que habían sido retomados por otros autores, cuenta el sitio web Curiosity. Kusche descubrió que en muchos casos ni siquiera había registro de que los barcos mencionados existieran, y otros incidentes tenían explicación relacionada con el clima pero había sido omitida.

8. El barco SS Cotopaxi, desaparecido en 1925, es otro caso que con el paso de las décadas se vio ligado al misterio del Triángulo de las Bermudas. Especialmente después del estreno de la película “Encuentros cercanos del tercer tipo”, donde se muestra que el incidente se relaciona con extraterrestres. 

Pero fue apenas en 2020 que la desaparición del barco se resolvió definitivamente. La embarcación se encontraba a 56 kilómetros de la costa de Florida, fuera de los límites aproximados del Triángulo de las Bermudas, de acuerdo con National Public Radio. 

Michael Barnette, un biólogo marino que trabajó con NOAA, había avistado el naufragio 15 años antes, pero pasaron años de investigación para que pudiera confirmarse que se trataba del Cotopaxi. 

Barnette descubrió que el barco se había encontrado con una tormenta durante su camino entre Charleston (Carolina del Sur) y La Habana; existe registro de una señal de socorro, pero las coordenadas apuntan a un sitio fuera del triángulo y cerca de donde el naufragio fue hallado. También hay una demanda firmada por familiares de la tripulación contra la compañía que poseía el barco, debido a que contaba con una falla de diseño que lo ponía en riesgo de hundirse. 

9. La Depresión de Milwaukee, el punto más profundo del océano Atlántico, se encuentra dentro del Triángulo de las Bermudas. Alcanza ocho mil 380 metros bajo la superficie, según el diario The Times of India. 

10. En años recientes surgió la teoría de que burbujas gigantes de metano podían ser la causa de que los barcos desaparezcan en esta región del Atlántico. Si estas burbujas flotaran hacia la superficie y causaran que el agua fuera menos densa que el barco, éste se hundiera. De hecho, se han encontrado cráteres en Noruega que serían capaces de crear enormes explosiones de gas. Sin embargo, no hay pruebas de que esto ocurra en el Triángulo de las Bermudas, según The Guardian. 

Tampoco se ha realizado un experimento que compruebe la teoría, le dijo el oceanógrafo Simon Boxall a Live Science. 

Leer más: La historia del explorador que desapareció sin dejar rastro en el Amazonas

 



[ad_2]

Ver Original