Skip to content

9 cosas que descubres al viajar en crucero por primera vez

[ad_1]

Después de casi año y medio sin viajar, cada vez se acerca más el momento en que las embarcaciones puedan volver a zarpar desde Estados Unidos. Esto es importante no solo porque los cruceros al Caribe, la región geográfica más importante para la industria, suelen partir desde nuestro país vecino. También es una de las opciones más sencillas en que los mexicanos podemos viajar en barco. 

Julio, agosto y septiembre son los meses en que, tentativamente, las grandes navieras familiares comenzarán a navegar desde Estados Unidos, de acuerdo con el sitio web especializado Cruise Critic. La mayoría pedirá que todos sus pasajeros estén completamente vacunados para poder embarcar, mientras otras como Royal Caribbean ya están realizando cruceros de prueba sin viajeros para comprobar sus medidas de seguridad. 

Pensando que tal vez falten solo unos meses para que muchos mexicanos puedan volver a planear unas vacaciones en crucero, te compartimos algunas cosas que descubres o realmente tomas en cuenta solo cuando viajas en barco por primera vez. 

Lo que te contamos a continuación se basa en la experiencia que ofrecen las navieras grandes y familiares, que son para un público más amplio. El último crucero en que viajamos, perteneciente a Royal Caribbean, se realizó en 2019; es posible que después de la pandemia se implementen diversas reglas de seguridad. 

1. Tienes que comprar un plan de bebidas

Foto: Cortesía Royal Caribbean

El paquete que reservas para un crucero normalmente incluye la mayoría de las comidas (a excepción de algunos restaurantes especializados) y bebidas como agua, té y jugos. El resto de lo que quieras tomar se compra por separado, de manera unitaria o en paquete. 

Si tomar agua siempre es tu primera opción o no bebes alcohol, vas a ahorrar bastante. Pero si no concibes la hora de la comida sin un refresco o tu día de descanso en la alberca necesita un buen coctel, debes checar con anticipación (siempre que sea posible) los planes de bebidas que ofrece la naviera. 

Los precios por un paquete de refrescos para un adulto parten desde 12.99 dólares (268 pesos) por día en Royal Caribbean, 7.95 dólares (164 pesos) por día en Norwegian y 8.50 dólares (175 pesos) por día en Carnival, por mencionar algunos ejemplos. 

En cuanto a bebidas alcohólicas, el paquete más económico de Royal Caribbean puede costar 63 dólares (mil 299 pesos) por día, mientras el de Carnival es de 51.95 dólares (mil 71 pesos) al día y el de Norwegian es de 65 dólares (mil 340 pesos) diarios por vinos y cerveza.

Con cada paquete que reserves, es necesario revisar exactamente qué contempla. Hay bebidas alcohólicas premium o que no forman parte de ningún paquete. 

2. Te encantarán los días de navegación 

crucero_primera_vez_1.jpgFoto: Cortesía Norwegian

Un barco de crucero visita diversos puertos durante su itinerario y, para trasladarse de uno al siguiente, a veces es necesario pasar días enteros de navegación. La primera vez que viajas en barco es posible que esos días no te parezcan especialmente emocionantes, pero conforme vives la experiencia les agarras “cariño” y hasta pueden volverse tus favoritos. 

Hay embarcaciones que están repletas de actividades, las cuales no siempre te da tiempo de experimentar en los días que se visita un puerto. Toboganes, circuitos de tirolesas, muros para escalar, simuladores de surf, cuartos de escape, carritos chocones, pistas de go karts y próximamente hasta una montaña rusa, son algunos de los atractivos para disfrutar en diversas navieras. 

Incluso si viajas en un barco menos moderno, difícilmente vas a sentir que no hay nada que hacer. Se organizan talleres, espectáculos, concursos y, por supuesto, siempre están las áreas de alberca, los bares o el casino para pasar el rato. 

Leer más: El Titanic, comparado con barcos de crucero actuales

3. Si embarcas temprano, aprovecha

viajar_crucero_primera_vez_1.jpgFoto: Cortesía Royal Caribbean

Si tu hora de embarque es de las primeras o te dan la oportunidad de llegar más temprano al barco, pronto te darás cuenta de las ventajas que esto ofrece. 

En primer lugar, quienes embarcan antes tienen mayor oportunidad de explorar las cubiertas y ubicar los mayores atractivos antes de que inicien las filas. También es un gran momento para adquirir los paquetes que desees pagar, como el de internet o de bebidas. Una vez que todos están en el barco, las áreas de reservaciones y servicios al cliente (que son como el lobby de un hotel) están llenas la mayor parte del tiempo. 

4. Dale una oportunidad a las cabinas interiores

viajar_crucero_primera_vez_4.jpgFoto: Cortesía Royal Caribbean

Las cabinas interiores son las más económicas que ofrece una naviera y, como su nombre indica, no poseen vista hacia el mar. Sin embargo, algunas empresas ofrecen beneficios que buscan compensar un poquito ese panorama. 

Hay miembros de la flota de Royal Caribbean con cabinas interiores que dan hacia el atrio (o parte central) del barco; tal vez no veas hacia el océano pero sí aprecies la vida nocturna o los atractivos interiores de la embarcación. Otros barcos incluyen “balcones virtuales”: pantallas que abarcan casi de piso a techo y te hacen sentir que sí hay vista al exterior. Norwegian tiene su propia versión de ventana virtual, más pequeña, en la embarcación Bliss; también suele incluir ventanas espejadas al pasillo o juegos de luces bastante originales. 

5. El internet se paga aparte

crucero_primera_vez_2_0.jpgFoto: Cortesía Norwegian

Hay muchísimos hoteles a nivel internacional donde el internet, independientemente de su velocidad, está incluido en tu reserva. Cuando se trata de un crucero la situación es distinta. 

El internet tiene que contratarse por paquete y debes saber que muy probablemente en algún momento del viaje va a fallar un poquito. Hay paquetes para lo esencial, como enviar mensajes o navegar por páginas, u otros que te permiten ponerte al corriente con tus series de streaming. Se paga por día y por número de dispositivos. 

El costo mínimo de un paquete en Royal Caribbean puede ser de 9.99 dólares (185 pesos) al día, según el Royal Caribbean Blog (sitio no oficial). En Norwegian es de 25.50 dólares (523 pesos) al día y en Carnival 6.80 dólares (139 pesos) al día. El precio varía porque las especificaciones son distintas, pero son una buena referencia para que sepas cuánto gastarías. 

Leer más: 7 cosas que debes saber sobre el crucero de Friends

6. Busca horarios de poca afluencia 

viajar_crucero_primera_vez_2.jpgFoto: Cortesía Royal Caribbean

Es fácil desesperarte cuando ves que el mejor tobogán del barco siempre tiene una fila de media hora (si tienes suerte, puede ser más). Sin embargo, hay momentos en que las atracciones se vacían un poco, vale la pena aprovecharlos.

Cuando se visita un puerto, mucha gente quiere salir del barco a la primera hora disponible. Si te quedas un par de horas más en la embarcación y exploras el destino después, o si vuelves a embarcar un ratito a mediodía, te saltarás varias filas. A menos, claro, que tengas un tour reservado o de verdad ese lugar sea una de las partes más esperadas de tu viaje. 

Si la mañana está un poquito nublada es muy probable que las cubiertas superiores, donde están las albercas, pasen un rato de poca afluencia. Mientras no comience a llover fuerte, este es un buen momento para disfrutar. En un crucero de 2019, durante una mañana nublada pudimos subirnos una decena de veces al mismo tobogán sin esperar un minuto, y ni siquiera estaba lloviendo. 

Navieras como Royal Caribbean, Norwegian y Disney Cruise Line poseen islas privadas en el Caribe para sus pasajeros. Si tu itinerario incluye la visita a una de estas islas te sugerimos que, aunque decidas desembarcar desde temprano, te quedes ahí un rato después de que pase la hora de la comida. Muchos viajeros regresan al barco en ese momento y la isla suele quedarse semivacía, con sus atracciones disponibles y sin largas filas. 

Esto nos ocurrió en la isla CocoCay, de Royal Caribbean. Durante la mañana y mediodía, la fila para probar algunos de sus principales toboganes duraba aproximadamente una hora. Después de la hora de la comida, todos estaban vacíos y la mayor parte de los viajeros había regresado a la embarcación. 

7. La tarde de simulacro

Esta actividad no es ningún secreto, pero para casi todos los que viajan en crucero por primera vez resulta un poco extraña. 

Cuando un barco está a punto de emprender su camino, todos los pasajeros deben formar parte de un gran simulacro para saber qué hacer en caso de emergencia. Vas a escuchar una alerta y te avisan previamente a qué punto de reunión debes dirigirte y hay tripulación de asistencia por si no lo encuentras. También te dicen cómo se usa un chaleco salvavidas. 

8. Cómo organizar tu maleta

Como si se tratara de un vuelo, cuando abordas o desembarcas un crucero tienes la opción de “documentar” una parte de tu equipaje para no cargarla. También puedes llevar una maleta de mano. 

En el día que el barco zarpa, en la maleta de mano debes llevar tus documentos esenciales, objetos de valor, tus medicamentos y un cambio de ropa con traje de baño (por si quieres aprovechar las atracciones del barco y todavía no llevan la maleta a tu cabina). 

Para desembarcar, es común que durante la noche anterior al fin del viaje debas dejar tu maleta documentada afuera de tu habitación, en el pasillo. No volverás a verla hasta después de bajar el barco. 

9. Estudia el destino desde antes 

Antes de subirte al crucero o, al menos antes de llegar al puerto, investiga un poquito sobre las actividades que puedes hacer en el destino. 

Hay lugares donde probablemente prefieras contratar un tour, como sucede con ciertas islas caribeñas que ofrecen actividades de aventura o donde requieres un servicio de transporte para visitar los mayores atractivos. 

Por otro lado, existen ciudades donde muchas atracciones importantes se localizan cerca del puerto o con fácil acceso. En este caso, puedes encontrar una oportunidad de ahorrar haciendo tú mismo un itinerario, simplemente disfrutando el destino caminando o incluso usando el transporte público. En este punto se nos ocurren ciudades como Quebec, en Canadá. 
 



[ad_2]

Ver Original