Skip to content

Cómo elegir jitomates correctamente

[ad_1]

El jitomate es un fruto de color rojo y sabor ligeramente ácido, que se produce y consume en todo el mundo, tanto fresco como procesado, además tiene un sinfín de presentaciones, ya sea rebanado, en ensaladas o en salsas, en puré, jugo, zumo, deshidratado o en lata. 

Hoy en Menú te damos algunos consejos para que evites tener errores al elegir jitomates y no arruinen tus comidas. 

De acuerdo con la región donde se consume es como se le nombra, de tal forma que, en nuestro país, en los estados del centro y sur lo conocen como jitomate, mientras que en las entidades del norte llaman tomate rojo.

Leer también: Cabuches, las flores comestibles del desierto

Su nombre proviene de la lengua náhuatl: tomatl, compuesta por dos palabras, tomohuac = fruto; atl = agua, es decir, significa: “fruto de agua”, y agregándole que es de color rojo sería: “fruto de agua rojo”.

(Foto: Unsplash)

Mientras que jitomate, de igual manera proviene de la lengua náhuatl, xictomatl, compuesta por tres palabras, xictli = ombligo; tomohuac = fruto; atl = agua, lo que significa: “ombligo de fruta de agua”.

Las variedades más consumidas en México son: jitomate Bola, Saladette (alargada) y cherry (redondo y pequeño), afirma el blog del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera perteneciente al Gobierno de México.

Beneficios del jitomate

Como prácticamente todas las frutas y verduras, el jitomate es buena fuente de fibra, vitamina C y potasio, asimismo su color rojo indica que contiene betacarotenos, una forma de vitamina A, y todos estos aportan beneficios directos a la salud, ya sea en el sistema digestivo, cardiovascular, inmunológico, entre muchas otras funciones vitales, según indica el portal de El Poder del Consumidor.

jitomate.jpg(Foto: Unsplash)

Su componente principal es el agua, pero de igual forma contiene grandes cantidades de vitamina C y es la fuente más importante de un pigmento rojo llamado licopeno (después está la sandía). La cantidad de licopeno varía de acuerdo con la variedad del jitomate (mayor en el saladette o alargado), de su grado de madurez (a mayor madurez mayor contenido) y de la forma en que fue cultivado y madurado (es mayor en cultivos al aire libre y madurados en planta).

Y según estudios realizados por la Universidad de Harvard, el consumo de licopeno reduce las posibilidades de padecer cáncer de próstata, colon, estómago y de los aparatos reproductores.

Este mismo estudio agrega que el jitomate también tiene propiedades antienvejecimiento.

Al momento de consumirlo, el licopeno es más absorbible cuando se consume cocido, triturado e incluso en combinación con el aceite de oliva, según Harvard. Incluso, un estudio del Instituto Urológico Madrileño revela que el licopeno con aceite de oliva mejora los problemas de disfunción eréctil. 

Además, las hojas del jitomate contienen un compuesto llamado tomatina, a la cual se le atribuyen propiedades antibacterianas, antimicóticas y antiinflamatorias, según El Poder del Consumidor.

salsa_de_tomate.jpg(Foto: Unsplash)

Consejos para elegir jitomates

En primer lugar, evitar elegir o consumir jitomates que hayan estado expuestos mucho tiempo al sol, ya que está compuesto por agua, en su mayoría, y el calor afecta  la piel de este alimento.

Leer también: Maridajes extraordinarios: cerveza artesanal y queso

Otro de los consejos al elegir jitomates es escoger aquellos que se puedan sentir con la piel tersa, sin golpes ni manchas, pues de esta forma mantendrán sus propiedades. Los tomates duros son los más adecuados para ensaladas y los blandos van perfecto en salsas o cremas.

Según Harvard, los tomates más maduros (no podridos ni en malas condiciones) contienen más licopeno.

Ademá sed debe evitar tener los jitomates en climas muy fríos, pues provienen de climas subtropicales, por que no toleran las altas temperaturas. De forma que la refrigeración a altas temperaturas hace que pierda aroma y propiedades, sostiene el portal web Monterosa, empresa dedicada a todo lo relacionado con este alimento.

Finalmente la empresa Knorr afirma que de ninguna forma se deben elegir jitomates que después de lavados tengan alguna clase de orificio o marca que puedan poner en duda la calidad de este alimento. Asimismo es indispensable lavar y desinfectar correctamente para evitar algún tipo de enfermedad o infección.



[ad_2]

Ver Original