Skip to content

Covid. ¿Cómo funciona Interleucina-6 recomendada por la OMS?

[ad_1]

El tratamiento con antagonistas de interleucina-6, recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha demostrado una reducción en la mortalidad del 17%, y una disminución del 21% en los pacientes que podrían requerir ventilación por Covid-19, un porcentaje visiblemente mayor al producido por la dexametasona. ¿En qué consiste? 

Hoy, 6 de julio, el organismo de las Naciones Unidas hizo una nueva recomendación en torno a los tratamientos para combatir al virus del SARS-CoV-2, que hasta la fecha, se ha cobrado la vida de más de 3 millones 987 mil personas alrededor del mundo. 

A un año y siete meses del primer caso del coronavirus, la OMS sólo había sugerido el uso de dexametasona, un fármaco que pertenece a la familia de los corticosteroides, un tipo de hormonas capacitadas para reducir la respuesta inflamatoria sistémica.

Este medicamento es recetado, comúnmente, para tratar afecciones como la artritis, el asma, el lupus, la esclerosis múltiple, algunos tipos de cánceres y erupciones cutáneas. 

Lee también: Corticoides reducen mortalidad en adultos mayores con covid-19: estudio

De acuerdo a una guía, publicada por la OMS, la dexametasona no es sugerida para las personas que atraviesen la enfermedad de forma leve, ya que su administración no demostró ningún beneficio. 

A diferencia de los resultados que produjo en las personas que padecían el Covid-19 de forma crítica, en quienes redujo la posibilidad de muerte en un 4%. 

El documento que respalda los beneficios de este fármaco se publicó el 25 de junio del 2020. A más de un año después, el organismo internacional sugiere el uso de interleucina-6 (IL-6).

La OMS ha advertido que la recomendación de IL-9 nace de la necesidad de hacer frente a la inequidad en la repartición de vacunas en todos los países, por lo que es importante contar con alternativas para atacar la pandemia


Jornada de vacunación en México. Foto: Xinhua

“Si bien la ciencia ha funcionado, ahora debemos centrar nuestra atención en el acceso a ella”, concluyó la líder en gestión clínica de emergencias sanitarias de la OMS, Janet Díaz. 

La aprobación ocurrió luego de la revisión de 27 ensayos ejecutados en casi 11 mil pacientes hospitalizados por Covid-19, procedentes de 28 regiones distintas. 

Lee también: Tratamiento mexicano contra el Covid-19 será probado en Harvard

Algunos de los centros académicos involucrados fueron King´s College de Londres, las universidades de Bristol y Londres, así como la fundación NHS de Guy y St Thomas. 

Los resultados de este tratamiento -aseguró la OMS- demuestran que la interleucina-6 disminuye el riesgo de muerte en un 17% en las personas con ventilación. 

Un estudio de “Nature inmunology”, publicado en abril del 2021, señala que la IL-6 es un tipo de citocina -pequeñas proteínas que regulan la función de las células– que está asociada con una variedad de estados inflamatorios durante la infección del Covid-19. 

Lee también: ¿Qué es la tormenta de citocinas?

Fue así que un grupo de investigadores se aventuró a bloquear la presencia de IL-6 en pacientes hospitalizados por el nuevo coronavirus, ya que para los expertos no estaba claro si este tipo de citocinas ayudaba a combatir la enfermedad o contribuía a sus complicaciones. 

Con el paso del tiempo, los expertos identificaron que el uso de IL-6 en el tratamiento contra el SARS-CoV-2 es específico, y ataca, exclusivamente, los efectos producidos en las vías respiratorias superiores e inferiores, así como en las molestias desencadenadas en el tracto urinario y gastrointestinal

El tratamiento es aplicado entre una o dos dosis dependiendo de la evolución del paciente. 

Lee también: Covid-19: “La dexametasona ha salvado un millón de vidas”, según NHS

“Los ensayos clínicos para analizar la eficacia de los anticuerpos monoclonales que bloquean la interleucina-6 en pacientes hospitalizados con Covid-10 solamente han reportado beneficios, ningún efecto y daño”, aseguró el profesor de estadística médica y epidemiología de la Universidad de Bristol, Jonathan Sterne. 
 

mlc



[ad_2]

Ver Original