Skip to content

No hay prisa para aprobar ley secundaria de revocación de mandato en extra | Nacional

[ad_1]

Pese a que en el Senado, el líder parlamentario morenista, Ricardo Monreal, insiste en llevar a cabo un nuevo periodo extraordinario para aprobar la ley secundaria para la Revocación de Mandato como desea el presidente López Obrador, la presidenta de la Cámara de Diputados, la priista Dulce María Sauri reiteró que dicha reglamentación no corre ninguna prisa.

Dijo que se trata de una ley secundaria muy importante que tiene que diseñarse con mucho cuidado, pues se trata nada menos que de la posibilidad de remover al presidente de la República de manera anticipada.

Incluso aclaró que la fecha mencionada por el presidente López Obrador para realizarse la consulta no puede ser el 21 de marzo, que por cierto es lunes, sino a más tardar el 5 de marzo que es sábado.

Por ello, insistió que no se debe legislar al vapor en un extraordinario una ley secundaria de revocación de mandato, “pero qué necesidad de tanta prisa”, dijo.

“Y se necesita legislar con toda la seriedad y el cuidado que amerita el tema de revocación de mandato. Imagínense que por las prisas que alguien no se percate, como nadie se ha percatado, que la consulta no puede ser el 21 de marzo, sino que tiene que ser el 5 de marzo, esto nos metería en un terrible lío. Entonces, como diría el clásico, al cual me encanta acudir con frecuencia ¡Pero qué necesidad!”.

La diputada yucateca explicó que de acuerdo con la reforma constitucional, el INE lanza la convocatoria para SM de consulta sobre revocación de mandato el 4 de enero, y a más tardar en 60 días tiene que celebrarse este plebiscito.

De hecho, Dulce María Sauri pidió que alguien le explique al presidente López Obrador que la consulta ciudadana para votar a favor o en contra de que deje el , no está previsto para el 21 de marzo de 2022 como él lo ha mencionado de manera insistente, y que además es lunes, sino a más tardar el 5 de marzo que, incluso, es sábado.

“El proceso empieza el primero de noviembre, no es una ley electoral que se rija por los tres meses antes de iniciado el proceso, es una ley de revocación de mandato, entonces hay que trabajarla no solamente en el procedimiento para SM de la revocación que, por cierto, con todo respeto señor presidente, no puede ser el 21 de marzo. Tiene que ser como plazo máximo el 5 de marzo, que es sábado. Yo creo que no tuvimos el cuidado de tomar un calendario cuando se pusieron esas disposiciones, pues debimos buscar un domingo y no un día entre semana”.

La presidenta de la Cámara de Diputados consideró que insistir en esta fecha del 21 de marzo para SM sobre revocación de mandato, no es un capricho del presidente, sino simplemente es su deseo, pero alguien debe decirle que la reforma constitucional establece un fechas precisas, por ejemplo que, en noviembre deben recabarse las firmas de las personas que quieran que López Obrador se vaya anticipadamente, es decir, se requiere el 3 por ciento de los ciudadanos del padrón electoral, de al menos 17 entidades del país para que pueda celebrarse SM para la revocación o no del mandato.



[ad_2]

Ver Original