Skip to content

Las claves de estilo de Michelle Salas

[ad_1]

Michelle Salas, de 31 años, además de ser la hija de Stephanie Salas y Luis Miguel, nieta de Silva Pasquel, bisnieta de Silvia Pinal, sobrina nieta de Alejandra Guzmán y sobrina de Frida Sofía, es, por derecho propio, una importante influencer de moda y belleza.

Michelle cuenta con 1.7 millón de seguidores en Instagram y 1.6 millón de seguidores en Facebook, su cuenta de trucos y tips de belleza en Instagram @drunkbybeauty tiene más de 50 mil seguidores, y, a pesar de que ha crecido en el ojo público, tanto por pertenecer a la mediática dinastía Pinal como por ser hija de Luis Miguel, se ha distinguido por su discreta postura ante su vida privada. De hecho, rara vez se pronuncia sobre alguna de las numerosas polémicas en las que se ha visto envuelta por ambos lados de la familia.

Sin ir más lejos, su postura ante las declaraciones de su tía Frida Sofía, de 29 años, quien se refiere a ella constantemente, ha sido un elegante mutismo, y ésta había sido su actitud también en referencia a la interpretación que de ella se hace en la serie “Luis Miguel” de Netflix, hasta hace unos días, cuando la también modelo se pronunció vía sus stories de Instagram, reprobando la forma en la que se presentó su personaje. 

(Foto: EFE/Photoamc)

“Soy una persona pública pero antes que nada soy un ser humano y una mujer. Una mujer que muchos pensarán que lo ha tenido todo, pero que pocos conocen la verdad” escribió, añadiendo que nadie pidió su autorización para hablar sobre su vida y que le parecía muy inapropiada la sexualización del personaje, considerando que en ese entonces ella tenía solo 19 años.

Michelle ha sido muy enfática en cuanto a que le ha costado mucho trabajo llegar a donde está y cierto es que poco se habla de su trabajo. La imagen de Michelle como influencer tanto de moda como de belleza enfatiza la elegancia y un aire muy chic, alejada de extravagancias gratuitas y de mal gusto.

Utiliza prendas y accesorios de diseñador, pero siempre en una forma muy discreta –si se permite decirlo en esta era de extremos–, como debería ser.

Actualmente está basada en Nueva York y es embajadora de la firma de prendas para yoga que cumplen doble función como streetwear, Alo Yoga.

 

Trendy pero chic

Al decir que Michelle es elegante, no pretendemos decir que se aleja de las tendencias. Definitivamente las incorpora en su guardarropa, pero nunca es gratuitamente extravagante. Su estilo depurado se nota aún cuando está usando outfits en cierta forma arriesgados. Aún cuando alguna de las prendas o accesorios sea especialmente llamativo, Michelle lo equilibra con otras piezas más clásicas.

 

Casual

Sus looks casuales recuerdan un poco el estilo de Hailey Beiber: podrá estar usando pants, pero el peinado y el beauty look siempre son impecables. Michelle favorece un maquillaje natural que enfatiza las cejas y su melena, desde hace mucho tiempo, es larga y la lleva con mechas doradas. Frecuentemente, cuando usa pants o looks muy casuales, se recoge el pelo en un estilizado chongo o en dos chonguitos, casi nunca usa cola de caballo.

Por supuesto, la mayoría de las prendas de ejercicio con las que aparece en sus fotos y feeds son de Alo Yoga, aunque también se la ve con shorts de mezclilla o jeans de marcas como Tommy Hilfiger o Guess. En verano, le encanta usar vestiditos de tirantes.

 

Formal

Este es el tipo de look en el que la personalidad de Michelle realmente brilla. Los tonos neutros y el negro son sus colores favoritos, aunque ocasionalmente añade algún toque de color. Le encantan las prendas de vinipiel, los blazers y los abrigos que, como sabemos, son prendas ideales para elevar cualquier outfit. Los vestidos son otras de sus piezas favoritas.

Sus accesorios son discretos pero totalmente en tendencia. Usa casi siempre un par o más de cadenas doradas al cuello, tiene una amplia colección de lentes oscuros –otro de sus trucos para darle un toque más chic a sus “ootd”–, le encantan los anillos y las pulseras. Tiene una impresionate colección de bolsos de diseñador y usa muchas botas y sneakers, sobre todo Nike; es raro verla con tacones kilométricos, y aunque ocasionalmente los luce, definitivamente no son lo suyo. 

 

De noche

Cuando la gala es la orden del día, a Michelle le encantan los escotes pronunciados y subir el volumen con accesorios con más punch. El maquillaje se acentúa en estas ocasiones y enfatiza los labios. Le gusta el brillo para la noche, pero siempre discreto.

No te olvides de seguirnos en Google News: Revista Clase

 



[ad_2]

Ver Original